San Roque - La Fiesta Grande de Tarija

fiesta-grande-san-roque-tarija

Esta devoción para el tarijeño, tiene gran trascendencia. Es la fiesta más popular de Tarija, el santo llamado "Patrón San Roque" es el más reverenciado desde la colonia, para quién tiene el pueblo y el campesinado, una mística devoción. Esta tradición se mantiene y se mantendrá a través de los años, de generación a generación.

El pueblo tarijeño celebra la Fiesta de “San Roque” -oficialmente- el 16 de agosto de cada año. Sin embargo, la población en general y la comunidad religiosa de la Ciudad de Tarija recién celebrarán la Fiesta el primer domingo del mes de septiembre. La Fiesta está engalanada con la participación de los “chunchos” emblemática presencia de más de mil quinientos promesantes y peregrinos que, ataviados con su típica y colorida indumentaria y al son de su rítmica danza, acompañados por músicos populares representados por “cañeros”, “quenilleros”, “tamborilleros” y la guía de “alféreces”, cumplen su Promesa a “San Roquito” y le acompañan los días programados hasta el 10 de septiembre, fecha que se realizará el “encierro” de la “Fiesta Grande de Tarija”.

Ese día, 10 de septiembre, es el momento más impactante: Los promesantes y peregrinos “chunchos” y miles de devotos a “San Roque” se despiden de su San Patrono con llanto y lágrimas y con expresiones de encendido y profundo sentimiento, le renovarán, con cantos y alabanzas su compromiso de cumplir la Promesa el próximo año.

Una vez que “San Roque” retorna a la Iglesia del mismo nombre, se procede al “encierro” de la Fiesta. El Santo es ubicado al pie de las escalinatas y mira al pueblo. Los “chunchos” desarrollan, junto a la Comunidad religiosa de Tarija, el más emocionante acto de la Fiesta: cantan la alabanza a “San Roque” al son del “redoblante” y del “quenillero”. Por otro lado, miles de personas emocionadas, se ubican frente a la Iglesia y saludan a “San Roquito” con pañuelos blancos.

El fervor religioso del Promesante “chuncho” y la creatividad artística popular han logrado que el 8 de septiembre de 1998 durante la gestión del Gobierno Constitucional de Don Hugo Bánzer Suárez, la Fiesta de "San Roque" haya sido declarada “Patrimonio Histórico Religioso y Cultural” de la Ciudad de Tarija.

Hoy, por su simbolismo y carisma, la Fiesta atrae a más de 50.000 personas y despierta la nostalgia de miles de tarijeños dispersos en el mundo entero.

HISTORIA

San Roque Nació en Montepellier; Francia el 16 de Agosto de 1295 en un hogar de próceres de la nobleza francesa, fueron sus padres; Don Juan de la Cruz y Doña Liberia; su nobleza descendía de los  cristianos Reyes de Francia.

Su padre era un acaudalado gobernador de la ciudad de que heredó a su hijo toda su fortuna. A la muerte de sus padres distribuyo su riqueza a los pobres, tomo el hábito y el báculo del peregrino y viajo a Italia, en cuyo territorio la peste asolaba s sus habitantes.

San Roque se dedico a los enfermos devolviéndoles la salud. Contrajo la peste en Plasencia, pueblo a orillas del rio Po ocultándose en una choza.

Gothar, miembro de la nobleza advirtiendo que su perro diariamente se perdía llevando una ración de pan, siguió los pasos del can y pudo comprobar que no solo llevaba alimento, sino que lamia las llagas del francés. Conmovió al joven aristócrata hizo curar a San Roque; una vez repuesto el enfermo, pudo regresar a su tierra natal; donde calumniado como espía murió en una celda carcelera a los 32 años de edad el 27 de agosto de 1327.

Durante la época colonial, cuya fecha no se conoce con precisión; una epidemia o peste asolo en la ciudad de Tarija, para calmar la angustia de este flagelo implacable, los pobladores  los pobladores de la región invocaron el auxilio de San Roque.

La cual epidemia cesó entonces el vecindario de la población entera agradecida por el visible milagro que hizo San Roque resolvieron festejarlo todos los años durante el mes de septiembre como medico de los pobres.

La imagen de Santo Peregrino, lleva puesto un traje de acuerdo a su alto rengo de nobleza y recorre las principales calles de la ciudad visitando los templos y hospitales citadinos acompañado de los promesantes “Chunchos” entonan cánticos de alabanza y despedida rogándole su intercesión ante Dios, hasta el próximo año.

LA PROMESA

¿QUE ES LA PROMESA?

La promesa es una expresión de fe, un compromiso que asume la persona voluntariamente para realizar de manera sincera y humilde en su cumplimento, siempre teniendo que se realiza la promesa no como un protagonismo, sino una verdadera convicción de fe hacia Dios.

¿A QUIÉN SE REALIZA LA PROMESA?

La promesa de fe únicamente se realiza a Dios, Padre Todopoderoso y a su Hijo Jesucristo. Pero para que se realice la promesa, hay personajes que nos inspiran, en este caso San Roque, que con su vida de servicio a Dios, nos motiva a elevar esta oración de compromiso.

¿CÓMO LA REALIZAMOS?

Para la promesa sea de verdad una expresión de fe, se debe realizar en un ambiente de oración y profunda conciencia de lo que se está comprometiendo, no es una transacción mercantilista con Dios de un dar y recibir, sino gracia recibida de Dios y una invitación de Jesucristo a ser su discípulo, a la que debemos responder sin engaños y un corazón sincero y agradecido   

PROMESANTE recuerda que ERES DISCÍPULO DE  CRISTO

La PROMESA es:

  • Una experiencia de encuentro con Cristo
  • Un espacio de conversión
  • Una oportunidad para el disculpado
  • Forma una comunidad con una experiencia común
  • Una misión de ir anunciando a Jesucristo en su familia en su trabajo y en su vida cotidiana.

La promesa tiene sentido cuando:

  • Estamos en comunión con la Iglesia.
  • Estamos bautizados.
  • Compartimos el mismo pan eucarístico.
  • Nos confirmamos con el mismo espíritu de Dios.
  • Vivimos en matrimonio.
  • Participamos en la eucaristía Dominical, Pan de vida y Cáliz de Salvación como miembros del mismo cuerpo. 

estampa-san-roque

Usted está aquí: Inicio TURISMO Turismo Religioso San Roque - La Fiesta Grande de Tarija